miércoles, 30 de junio de 2010

Mi primer gran círculo de mujeres

Tras terminar mi formación como Doula y al llegar a mi casa, cansada pero muy satisfecha después del último seminario, decidí escribir esta carta a las mujeres que han estado cerca de mí: a mi madre, a mis hermanas, a mi hija, a mi nuera, a mi sobrina y a mi psicóloga. Todas las que me han apoyado desde el primer momento y han compartido mis ilusiones. A ellas, porque forman parte de mi historia.

“Queridas hermanas en la Vida, puesto que formáis parte de mi más próximo circulo de mujeres, quiero compartir con vosotras el resultado de mi experiencia.

Recién he terminado mi formación de DOULA y todas sabéis lo que para mí ha significado poder hacerla. Siento que he rejuvenecido, siento que estoy llena y empoderada… siento la grandiosidad y la generosidad del destino para conmigo ahora que estoy en plenitud, ahora que lejos de acomodarme en la decadencia de la edad, recibo y acepto nuevos aires de vida.

Han sido nueve meses -un embarazo- y por fin se ha producido el nacimiento: una mujer con una mochila vacía de antiguas historias pero llena de nuevo proyectos e ilusiones. Durante nueve meses he estado rodeada de mujeres con las que he bailado y he saltado, he reído y he llorado, he compartido intimidades, he dado besos y abrazos. Y he recibido muchos de ellos.
He llegado hasta mi propia fecundación, hasta mi propio nacimiento… y he sufrido en unas carnes que comienzan a estar ajadas, todo el miedo que percibe un ser encarnado recién nacido. He conectado con un dolor profundo, un dolor físico que atenazaba mi pecho… el gran DOLOR de mi vida. He conectado con el MIEDO que tantos años me ha paralizado. Pero he aprendido a mirar a la Vida a la cara, a acoger lo que me ha enseñado esta formación, a saber que soy capaz, a saber que puedo hacer lo que quiera…

He terminado de sanar a mi niña herida para dar paso a la mujer renacida. He parido mis miedos, he recuperado un parto físico… el que ahora sé que me hubiera gustado tener. He recuperado mi fuerza de mujer, mi sensualidad, mi poder femenino… He escuchado confesiones tristes de hijas sin madres en su esencia, de madres que quizás no escuchen a sus hijas... He percibido mucha ternura, he recogido mucho Amor de personas que apenas me conocían, palabras de reconocimiento, de confianza. He recibido mucho agradecimiento por parte de personas que con sólo escucharnos y abrazarnos, han tenido suficiente… un agradecimiento que tanto tiempo he necesitado y que ahora estas mujeres que apenas me conocen me han regalado.

Son tantas las sensaciones vividas, tanto lo compartido que en unas letras es imposible de plasmar, porque han sido no en vano nueve meses profundos de cansancio físico, de cansancio emocional… de dolores de cabeza, de ganas de vomitar… Ha sido tiempo de reflexión, de interiorización, de sacar trastos viejos, de cerrar heridas, de abrir canales, de DAR y de RECIBIR ¡Tanto!

En muchas de las ocasiones os he tenido presentes, a cada una de vosotras por un motivo. ¡Cuánto me hubiera gustado compartir ciertos momentos! Por eso quiero hacerlo en la medida de lo que puedo a través de mis palabras, estas emociones que me han oprimido el corazón y que ahora, finalmente y poco a poco voy integrando.

Ahora espero que de nuevo la Vida sea generosa conmigo y me permita llevar a la práctica estos anhelos míos y poder acompañar a otras mujeres en la llegada de sus hijos al mundo, a través de esta nueva Vida que se ha abierto en mí tras este parto. Sé que debo hacerlo y que estoy preparada… y que esperaré ilusionada el momento.

Gracias por escucharme queridas, gracias por haber estado ahí. Cada cual a su manera, cada cual con su especial presencia… por haber confiado en mí. Sin vuestro apoyo quizás no hubiera sido tan fácil. Gracias por pertenecer a mi GRAN CÍRCULO DE MUJERES.

Con Amor.

CONCHA (hija, hermana, madre, madre-suegra, tía, abuela, amiga…)”

Elogio de la maternidad

Voy a volver a mi blog después de seis meses diciendo algo polémico que me valdrá más de una enemistad. Dice el tópico que la maternidad te cambia la vida, y vaya que si la cambia. Pero no voy a hablaros de las noches sin dormir ni de la necesidad de tener aspirinas a mano si el niño tiene un mal día. No, os voy a contar algo que he descubierto: nos han engañado, chicas.

Siempre quise saber en qué consistía eso del feminismo de la diferencia. Durante mucho tiempo intenté entenderlo, y me pareció siempre una paja mental: ese punto de vista de las cosas exclusivamente femenino que nadie parece saber en qué consiste exactamente. Bueno, pues yo ya lo sé. Lo que hace a una mujer diferente de un hombre es que puede parir. Puede parecer una obviedad, pero en un mundo como el que nos rodea no lo es. Hacen falta dolores de parto para entender la diferencia.

En “Estudios sobre el amor”, Ortega y Gasset nos regala un párrafo extraño en el que imagina una España totalmente distinta, si los hombres españoles fueran capaces de elegir a mujeres ligeramente diferentes. No se refiere Ortega a que si en vez de castaña oscura la mujer española fuera castaña clara los niños nos saldrían más rubios. Se refiere a la forma de criar a los niños; la idea de Ortega sigue siendo revolucionaria 70 años después: cambia la forma de criar a los niños, y cambiarás el país.

Siempre he dicho que la política no se hace sólo haciendo política. El hombre es un animal político, y la política no consiste sólo en dar discursos. Comprando se hace política. Comiendo se hace política. Y la novedad para mí: ¡criando se hace política!

Así que ahí va mi reflexión, tras nueve meses de embarazo y seis de crianza, y mi polémica. Las mujeres jamás debieron salir de casa. Las mujeres deben seguir cuidando a los niños el máximo de tiempo posible. Las mujeres deben seguir cocinando y haciendo pasteles. Las mujeres deben seguir encargándose de la cesta de la compra. Porque cuando lo están haciendo, las mujeres están haciendo política, y pueden cambiar el futuro de Europa y del mundo.

Hace poco una mujer famosa comentaba en una entrevista: “a las mujeres nos han engañado. Nos han hecho creer que lo podíamos tener todo”. Se refería a tener niños y trabajar al mismo tiempo. Yo creo que el engaño ha ido más allá de todo eso. Nos han hecho creer que necesitábamos hacer ambas cosas al mismo tiempo. Nos han hecho creer que el feminismo consiste en exigir la epidural conforme entramos en el hospital (no vaya a ser que nos enteremos de lo que duele tener un niño!) y volver al trabajo (al trabajo remunerado claro. Mal remunerado, pero eso no importa) tan pronto como sea posible.

Hasta hace poco la mujer se encargaba de comprar los productos para alimentar a la familia y para el cuidado del hogar; se encargaba de la educación de los hijos; un poder enorme a la hora de decidir los patrones de consumo, y un poder que nos han quitado.

Ahora, ya no podemos alimentar a nuestra familia seleccionando los mejores productos, no tenemos tiempo de tomar confianza con la tendera, ni de dar el pecho, así que le damos el biberón convenientemente arropadas por la industria láctea. Así que todxs, hombres, mujeres y niños compramos productos elaborados en México o en China no se sabe en qué condiciones y vendidos en grandes superficies europeas, gestionadas por oscuras multinacionales y servidos por cajeros muy mal pagados todos los días de la semana de diez a diez…

Ahora no tenemos tiempo de cuidar a nuestros hijos. Ni nosotras ni nuestras parejas, porque tenemos que trabajar los dos para pagar la casa, el apartamento, los dos coches y el colegio. Y a nuestros hijos los cuidan sus abuelas, con leche artificial y papillas multicereales primero, y la nintendo y la televisión, después. No sorprende que Michel Odent relacione la nueva ola de violencia juvenil con el nuevo modelo de crianza, unido a la falta de lactancia materna y a la tecnificación innecesaria del parto.

Así que, sí, chicas, me siento engañada. No porque me dijeran que al tercer mes el niño dormiría por la noche y fuera mentira, ;-) . No. Me siento engañada porque el mercado se ha apoderado del feminismo, y lo ha convertido en una cuestión de cuántas ministras hay en el gobierno o cuantos años cotiza más un hombre que una mujer. El feminismo se ha centrado en convertir a las mujeres… en hombres.

Personalmente, siento que me han pintado una bonita jaula en tonos dorados y he estado encantada encerrada dentro, con mi título universitario, mi carrera empresarial o seis años en política adornando los barrotes. ¿Cómo no va a sentirse la mujer moderna desconcertada y fuera de lugar?

Resulta paradójico que en el siglo XXI la verdadera revolución consista en reivindicar un papel para nosotras que nos han vendido como obsoleto y que puede ser la clave contra el cambio climático y otros desastres que se avecinan.

Para las que les pica la curiosidad después de leerme, podéis encontrar más información sobre la crianza en:

- La Red Canguro

- La liga de la leche

- Asociación de apoyo a la lactancia materna y crianza consciente de Valencia

Por cierto, que devolver a la mujer al hogar no es una idea peregrina que se me haya pasado a mí por la cabeza. Tiene una base científica y antropológica que podéis explorar en “La cientificación del amor” o “Mujeres que corren con los lobos“.

Y para el resto… ala, crucificarme, que estáis tardando.

martes, 29 de junio de 2010

El parto influye en las primeras bacterias

  • Nacer por cesárea o vía vaginal puede tener implicaciones en la salud en el futuro
Una madre cuida de su hijo en el Líbano (Foto: AFP | Joseph Eid)

Una madre cuida de su hijo en el Líbano (Foto: AFP | Joseph Eid)

Nacer por cesárea o mediante parto vaginal puede influir en las primeras bacterias que tienen contacto con el organismo de un recién nacido, según una curiosa investigación que acaba de publicar la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS, según sus siglas en inglés).

Mientras los bebés nacidos mediante parto natural tienen su primer contacto bacteriano con las cepas que pueblan el canal vaginal de su madre, en el caso de los bebés nacidos por cesárea, sus primeras cepas tienen origen en la piel; lo que podría explicar que sean más susceptibles a sufrir alergias o asma a lo largo de su vida.

Éstas son las conclusiones a las que han llegado María Domínguez-Bello, de la Universidad de Puerto Rico, en colaboración con la Universidad de Colorado, el Instituto venezolano de Investigación Científica y el Instituto Howard Hughes (éste en EEUU). Para su trabajo, evaluó a 10 recién nacidos, cuatro de ellos fruto de un parto vaginal y seis vía cesárea.

A sus madres, los investigadores les tomaron muestras de la flora vaginal, la mucosa oral y la piel una hora antes de dar a luz; igual que hicieron con sus recién nacidos a los cinco minutos y transcurridas 24 horas del parto. A diferencia de sus madres, las colonias bacterianas halladas en los bebés fueron bastante homogéneas en sus distintos tejidos, aunque sí se apreciaron importantes diferencias entre los dos grupos de bebés.

Influencia posterior

En el caso de las cesáreas, por ejemplo, se observó una mayor prevalencia de cepas de 'Staphylococcus' (algunas de cuyas cepas resistentes a los antibióticos son una preocupación para la comunidad científica), 'Corynebacterium' (la mayoría de las cuales no causa enfermedad) y 'Propionibacterium' (algunas de las cuáles están implicados en el acné).

A diferencia de ellos, los bebés nacidos por vía vaginal mostraron mayor presencia de 'Lactobacillus', 'Prevotella' o 'Sneathia', similares a la flora vaginal materna.

Teniendo en cuenta que pocos países siguen las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de limitar al 15% la tasa de cesáreas (EEUU alcanza el 30% y China casi el 50%), estas conclusiones pueden tener importantes implicaciones en materia de salud pública, según los propios autores. Su hipótesis señala de hecho que la transmisión de las bacterias maternas en los partos vaginales puede tener un efecto defensivo en los bebés, limitando la colonización de otros patógenos más peligrosos para el organismo del recién nacido.

Una vez conocido el primer contacto del organismo humano con las bacterias, los investigadores reconocen que el siguiente paso será diseñar una línea del tiempo para describir cómo esas primeras colonias homogéneas van evolucionando y cambiando a lo largo de la vida.

Fuente: Elmundo.es



viernes, 25 de junio de 2010

Los miedos infantiles

Publicado en la Revista Max Mara. Ayuntamiento de Bilbao.

Nuestros hijos, tienen miedo? Qué es el miedo y para qué sirve? Qué podemos hacer con él? Estas son algunas de las preguntas más habituales, tanto en la consulta privada como en las Escuelas de padres-madres.

- Qué es el miedo, que tanto miedo nos da?
No nos agrada que nuestros hijos, sientan miedo. Pero en si mismo no es negativo. Además, como padres y educadores, sabemos que no es propiedad exclusiva de los más pequeños. De hecho es tan antiguo como la vida misma. El miedo, cumple una función de supervivencia. Es un instinto básico y por tanto es natural. Ese miedo, puede vivirse ante un hecho real o imaginario, pero no debe negarse si el niño-a lo manifiesta. Porque, para el pequeño-a, es una vivencia real.

1. Miedos habituales:
Los niños pequeños, tienen miedos a todo aquello que sienten que puede poner en peligro su integridad emocional o física, más allá de que nos parezca o no razonable a los adultos.Los más habituales, son:
1. El fuego.
2. La agresión (ser pegados o castigados)
3. El abandono de los seres queridos (éste es el más importante para su integridad emocional)
4. A lo desconocido (A lo nuevo, si no hay presencia que asegure)
5. A la oscuridad (necesitan de nuestro acompañamiento)
6. A los fantasmas, monstruos (La t.v. es muchas veces la causa directa de escenas impactantes. Ningún menor de tres años, debiera estar ante la T.V. No la necesitan y no están maduros para integrar las imágenes).
7. A los animales (algunos niños adoran a los animales. Otros los temen. Es importante, la actitud tranquilizadora y positiva del adulto)

QUE hacer ante el miedo?
Lo primero de todo, contactar con nuestros propios miedos y analizar si consciente o inconscientemente, se lo transmitimos.
En segundo lugar, nunca negar su miedo. No somos quienes para poner en duda su sentimiento, independientemente de la edad que tengan. NO se debe humillar la vivencia del miedo, aunque no se entienda.En tercer lugar, empalizar y dar seguridad con nuestra actitud corporal, tono de voz, afecto y sobre todo presencia, si la requieren. No debiéramos de negarles nuestra compañía. Es lo única que les da seguridad, y desde ahí podrán superarlo con la edad. Por supuesto, que no utilizar historias de miedo (“si te portas mal, vendrá…” o “ no te querré”, para lograr obediencia. Tampoco contar historias de miedo o terror.

Conclusión
En definitiva, tenemos que comprender que, muchos miedos son fruto de la vivencia natural de inseguridad, propia de su inmadurez psicoafectiva. Necesitan nuestro apoyo y afecto, independientemente de su edad. No se trata de endurecerlos, sino de acompañarlos en su crecimiento, con empatía, amor y muchas dosis de paciencia.

Yolanda González

jueves, 17 de junio de 2010

ESCUCHANDO CON EL CORAZÓN: Red Estatal de Apoyo Emocional al Estrés Post Traumático Post Parto


¡¡NUEVA RED DE APOYO - SE INAUGURA EN GIRONA EL 25/09/10!!

El proyecto
La autora, antropóloga y activista por los derechos del nacimiento Sheila Kitzinger creó hace unos años la red de apoyo telefónico: Birth Crisis, en el Reino Unido, con la intención de escuchar a las mujeres que trás haber dado a luz a sus hijos, se encontraban de alguna manera traumatizadas por la experiencia.
Este trauma viene de varios puntos; violencia obstétrica a veces, falta de sensibilidad por parte de aquellos que la rodean en un momento tan importante o la pérdida de control durante una experiencia tan trascendental como el parto, pero lo que tienen en común estas mujeres es la soledad en la que experimentan el sufrimiento posterior.

La medicina convencional tiende a tratarlas como deprimidas, la sociedad suele suprimir su sentimiento por falta de información y ante la evidencia del bebé como "producto" positivo de este proceso. La pareja, que a veces también ha experimentado el trauma, no ha sufrido la parte física y por lo tanto sus necesidades son otras, en la mayor parte de los casos no quieren hablar del tema, mientras que para la mujer esta experiencia se presenta casi de continuo en forma de pesadillas, "flashbacks", o simplemente al visitar a su medico de cabecera o un hospital reviven la experiencia.

Creamos ahora en España, nuestra versión del mismo proyecto.
Lo único que necesitan a veces estas mujeres es la confirmación de que lo que sienten es real y tiene sentido, como un primer paso hacia la aceptación y por lo tanto curación. Cabe recordar que este sufrimiento suele ser experimentado durante la creación de la familia como estructura, a veces durante el post parto de un segundo o tercer hijo. Que las madres sean escuchadas en este momento de su vida es esencial para una familía sana y por tanto una sociedad sana.
Ser escuchadas con el corazón es lo que les ofrecemos en la
Red Estatal de Apoyo Emocional al Estrés Post Traumático Post Parto

QUIENES SOMOS

EQUIP MUDRA
Equipo de acompañamiento a la maternidad y crianza en Girona, que ofrecen entre otros servicios: atención al parto domiciliario, consulta comadrona, puerperios domiciliarios, servicios de doula (parto y postparto), espacio terapéutico para momentos de crisis relacionados con la maternidad, ecuentros de crianza, talleres y formación.

ISABEL VIDAL FONT
Pedagoga y terapeuta especializada en las distintas etapas de la maternidad y en el apoyo a las familias que buscan reencontrar el equilibrio con la llegada de un hijo. Asesora de lactancia. Descubro la función de las doulas a raíz de mi maternidad (año 2000) y desde entonces me he formado y dedico mi vida profesional a realizar este apoyo terapéutico especializado durante el postparto, así como acompañar partos tanto en el domicilio como hospitalarios.

ROMPIENDO AGUAS. PARIENDO MUNDOS.
Proyecto concebido y parido por Jesusa Ricoy con la fuerza y la pasión por querer informar sobre cómo mejorar el parto y así crear un mundo feliz y acogedor desde sus inicios, el primer mundo el útero materno.
Rompiendo aguas ofrece sesiones informativas a padres, madres, doulas, comadronas, consejeras de lactancia, y todo aquel/la interesado/a en la maternidad.

En Junio de 2011, realizará el último seminario de la segunda promoción de la formación "Doulas Alicante".

JESUSA RICOY OLARIAGA
Es mamífera, madre, doula, educadora perinatal y escritora en temas de maternidad.
Además colabora en la linea de apoyo telefónico creada por Sheila Kitzinger en el Reino Unido, Birth Crisis y en el blog de Eduard Punset en la sección de apoyo psicológico.
Como doula se formó con Michel Odent y Liliana Lammers, como educadora perinatal con la Universidad de Bedfordshire.
Jesusa imparte clases de preparación al parto en Londres donde reside y educa a sus dos hijos en casa.


Y por supuesto este proyecto lo forman principalmente las voluntarias que colaboran en la red!
Para colaborar te pedimos que tu profesión o estudios tengan relación con la maternidad y que asistas a nuestro taller, Escuchando con el corazón.
Próximo taller 25 de Septiembre del 2010, Girona.
Con la colaboración especial de Sheila Kitzinger!

martes, 15 de junio de 2010

Doulas: acompañantes emocionales de partos y puerperios

Por Carolina Isola *

Históricamente las mujeres han atravesado sus partos rodeadas de otras mujeres experimentadas. Al igual que una gran comunidad, donde la mayoría tenía la vocación de la maternidad, la intuición y la sabiduría femenina eran las que guiaban su camino.

El término doula procedería de la antigua Grecia, donde significa esclava o sierva. Otros autores sitúan su origen en lengua india, en la que doula era sinónimo de una mujer experimentada que ayudaba a las futuras madres en la crianza de sus bebés.

Actualmente, la empatía es una de las características más relevantes de una doula. Eso implica poder y saber ponerse en los zapatos de otra mujer en el momento de su gestación, parto y puerperio. Si hay acompañamiento humano amoroso el parto puede ser –igualmente– doloroso, complejo o largo, pero se atraviesa desde otro lugar: la fortaleza y el amparo. Esa energía es la que luego brindará a la mujer puérpera el resto emocional necesario para ocuparse del bebé y de su vínculo con él.

La doula favorece la humanización del parto, del nacimiento y de la crianza de niños pequeños, acompañando a las mujeres para que puedan empoderarse de su maternidad, porque provee información con evidencia científica, aclara cualquier duda y temor, complementa la información recibida en el curso de preparación al parto, informa sobre el proceso del parto y el dolor, provee consejos sobre un plan de parto a consultar con el médico o partera, acompaña en el parto brindando soporte emocional, sugiere maneras para soportar el dolor y facilitar el parto, está atenta a los deseos de la madre durante el proceso del parto frente a intervenciones rutinarias innecesarias o no deseadas, ayuda creando un entorno adecuado para la madre (reduciendo el nivel de ruido y luz, poniendo música, regulando el frío o calor, respondiendo al teléfono), colabora en un parto vaginal o en una cesárea (si fuera el caso), respeta la privacidad de la mujer, facilita el establecimiento temprano de la lactancia materna.

Mientras que, durante el puerperio, mantiene el contacto por teléfono para cualquier consulta que tenga la mujer, colabora para tranquilizar a la nueva madre y liberarla de cargas. Una doula hace la diferencia y algunas estadísticas lo demuestran: se produce un 50 por ciento de reducción en cesáreas, un 25 por ciento de partos más cortos, un 60 por ciento de menos pedidos de epidural, un 40 por ciento menos de uso de oxitocina sintética, un 30 por ciento menos de uso de analgésicos, un 40 por ciento menos de utilización de fórceps. Y, además, mejora el vínculo de los padres con el bebé, se disminuyen los problemas con la lactancia y se genera menor incidencia de depresión posparto.

Se ha demostrado que las mujeres que eligen atravesar su historia de maternidad con una doula empática se sienten aún más cuidadas, escuchadas, comprendidas y avaladas. Su empoderamiento femenino les facilita la ardua tarea de la maternidad, ya que un espacio de conciencia se abre para siempre.

* Doula, integrante de Venir al Mundo, una fundación que forma doulas y da apoyo a mujeres gestantes y acompaña a parturientas y puérperas. Y que integran Carolina Isola, María Laura González y Ana Laura Ferruggia.
Sonia Cavia
Semana Mundial por un Parto Respetado 16 al 23 de Mayo 2010
www.relacahupan.com
Proyecto Escuela de Parteras Comunitarias del Siglo XXI
www.escueladeparteras.com.ar

lunes, 14 de junio de 2010

Nacer y Renacer, sortea un portabebés

Desde Nacer y Renacer os informamos que estamos realizando el SORTEO de un Portabebé!!!

Pueden participar los residentes de Ibiza y de cualquier lugar de España!!Así que a participar!!!


Sorteo de un Fular Girasol, modelo nº28
¿Quieres participar?
Solo tienes que mandarnos un relato por mail, relacionado con el tema del sorteo.
No importa si es largo o corto, lo único que nos importa es que salga del corazón.
(No vale solo una palabra, tiene que ser relato)
Conforme van llegando los mails, os iremos respondiendo en orden con un número. Ese número lo teneis que guardar y si coincide con los dos últimos números del sorteo de la Once del Viernes 16 de Julio, será tuyo!!!
Pueden participar mamás y papás. Más posibilidades si participais los dos!
Los relatos se irán publicando en la web por orden de llegada, con el nombre de la mamá o papá (o si no quieres que aparezca tu nombre, puedes darnos un nick.No saldrán otros datos.) y junto con el número de sorteo, así sabreis cuantos hay y comprobar que no hay "tongo".
Lee las bases del Sorteo, están en nuestra web www.naceryrenacer.net

ES IMPORTANTE QUE LAS LEAS ANTES DE PARTICIPAR!!!
Envianos tu relato a: sorteos@naceryrenacer.net
SUERTE!!!!
Tema:
Sentir a tu bebé
Si estás embarazada:
Cuéntanos las sensaciones tan maravillosas que recorrieron tu cuerpo al notar a tu bebé dentro de ti...
Y tu papá...también puedes participar!! más posibilidades...
Si ya tienes a tu bebé en tus brazos:
Cuéntanos esa sensación del primer contacto, piel con piel..sientiendo la Magia de la Vida.
Y papá...que sentiste?como lo viviste?
Os esperamos!!!

miércoles, 9 de junio de 2010

Cógeme, mamá. Qué pedirle a un portabebés

A continuación os ofrecemos un artículo escrito por la fisioterapeuta Begoña García González-Quijano con la colaboración de Red Canguro, publicada en el último número de la revista El Mundo de Tu Bebé. El artículo, con el subtítulo “Es una opción en auge. Amorosa, práctica y confortable, ofrece al bebé lo que mas necesita; el contacto cercano con sus padres“, explica los beneficios de los portabebés tanto para los niños como para los adultos, los criterios para elegirlos y llevarlos correctamente y las principales características de distintos portabebés ergonómicos. Algunas de las fotos han sido enviadas también por miembros de la Red Canguro.

Podéis descargar el artículo en el enlace siguiente (pdf, 2,32Mb):

domingo, 6 de junio de 2010

La Línea Púrpura


La línea púrpura es una línea que asciende desde el ano hasta el coxis (rabadilla) conforme va progresando la dilatación del parto. La observación de ésta línea por comadronas experimentadas puede ser una alternativa a los tactos vaginales, puesto que dependiendo de la altura a la que se encuentre la ascensión de la línea púrpura, pueden saber de cuántos cm estamos dilatadas. Esto, además de evitar los molestos y dolorosos tactos, nos ayuda a prevenir una infección por tactos innecesarios, muy usual en mujeres de parto con membranas rotas y constantes tactos por parte del personal sanitario. También puede resultar útil observarla antes de ponerse de parto para saber en qué momento (que no sea demasiado pronto) acudir al hospital cuando éste ya haya comenzado.

La línea púrpura comienza a observarse por encima del ano cuando la mujer está entre 0 y 2cm dilatada; entre 4 y 5cm la línea puede verse a mitad de camino entre el ano y el coxis, y con 10 cm de dilatación la línea púrpura se completa.


VALORACIÓN DE LA DILATACIÓN CERVICAL SIN EXAMEN VAGINAL

Durante algún tiempo, mi ambición ha sido encontrar un método fiable para valorar el progreso del parto que, tanto como se pueda, deje a un lado la necesidad de exámenes internos. Si, lo sé, puedes valorar el progreso sin ellos, pero tiene más sentido encontrar un mecanismo formal, para el beneficio del cliente que quiere saber a cuanto está, al mismo tiempo que el sentido práctico si tienes que transferir; resulta más creible si tienes un método establecido.

Hace unos años oí hablar de un estudio de investigación que ponía la hipótesis de que la línea púrpura o violeta que trepa por la rabadilla puede usarse como medida de dilatación cervical. Esta línea se inicia en el margen del ano al comienzo del parto y gradualmente trepa hacia arriba, como mercurio en un termómetro. Cuando alcanza el dorso de las nalgas, la mujer ya está completamente dilatada. Supuestamente.

Lo encontré intrigante. Así que empezé a comprobar si la medida digital (es decir, por dedos) correspondía. Ha resultado ser extrañamente preciso. La línea empieza a aparecer justo por encima del margen anal a entre 0 y 2 cm de dilatación cervical. No parece aumentar en estricta proporción; hay un espacio más largo entre los 4 y 7 cm de dilatación que los restantes anteriores y posteriores.

El "dorso de las nalgas" (nape of the buttock) es el punto justo por debajo de la articulacion sacrococcigea (rabadilla), donde el cóccix empieza a curvarse hacia adentro en la mayoría de personas.

Una mujer de la que cuidé recientemente daba signos de estar en finales de primera fase (primípara con bebé en orientación posterior) Las contracciones venían intensas y rápidas, ella gruñía visiblemente bajo los efectos de las endorfinas y tres horas antes estaba a 4 cm . Recomponiendo en mi mente la posición del baby, sin embargo, me hacía sospechar. No quise hacer ningún otro tacto vaginal aunque ella quería saber a cuánto estaba. Así que le pedí que se cambiara de posición (estaba a horcajadas en una silla), a ponerse a cuatro patas. Cuando miré, la línea indicó que su cervix estaba por lo menos a 6 cm de dilatación. Se lo expliqué y ella decidió seguir en aquella postura. Para mi sorpresa, mientras miraba, la linea trepó hacia arriba. Al mismo tiempo, ella dejó de gruñir con las contracciones y me dijo que la terrible presión de su trasero se habia pasado. Media hora más tarde la línea sugirió que estaba a 8cm. Una hora más tarde, la línea alcanzo el final de la rabadilla y ella comenzó a empujar. En este caso, parece que observar la línea me dijo mucho más que simplemente una aproximación de la dilatación cervical; pude contar que el bebé se habia girado y el avance de la dilatación alterado.

Una lectura precisa podría resultar clave en esta práctica. A veces noto que yo misma ansío ver la línea progresar más rápido de lo que lo hace. Cuando hago esto, y luego compruebo con un tacto vaginal, sólo para encontrar que la línea era correcta, me enfado conmigo misma y deseo haberme fiado de mis observaciones. Como "clínica", debería haber renunciado a esperanzar cuando las mujeres estan agotadas y desesperadas, y concentrarme en darles fuerza y perseverancia, pero solo soy humana.

No estoy preparada para abandonar mi aprendizaje, y la muestra es pequeña. Aun así, parece que una vez que se aceptan variables por diversidad anatómica (como terribles hemorroides, que hacen difícil la valoración al principio) la hipótesis rápidamente se convierte en una realidad demostrable. Me tengo que contener la tentación de hacer marcas con un bolígrafo (a veces sirven objetos para tomar la medida) y mirar contínuamente el culo de una pobre mujer podria inhibir el efecto en mis sentidos. A veces hay que ser mas intrusiva en mujeres con grandes traseros para poder observar dicha linea.

Como trabajo en un área con poca diversidad étnica, sólo he podido observar este fenómeno en mujeres blancas. Me encantaría oír de las matronas trabajando con negras, asiáticas o chinas, que esten interesadas en explorar las posibilidades de esta nueva práctica. Por cierto, cuál es el color de la linea en mujeres de piel negra?
Ahora puedo prever el momento en que me sentiré con confianza suficiente para usar esto como mi mecanismo formal y abandonar los exámenes vaginales superfluos e intrusivos.

Lesley Hobbes, RM RMN BA(Hons)

Traducido por Mireia Marcos. Colaboración Elena Gómez.

Desde: www.comadronasradicales.com


miércoles, 2 de junio de 2010

11º Dia Mundial de los Derechos del Nacimiento



7 de Junio de 2010

11º Día Mundial de los

Derechos del Nacimiento

Cuidando El impacto de nacer

Creando La nueva cultura del nacimiento

Nacer es una de las experiencias más impactantes de la vida.

Al abandonar el claustro materno, el bebé, registrará la experiencia de su recibimiento, convirtiéndose en su particular forma de percibir el mundo para siempre.

En los momento inmediatos al nacimiento, el bebe,necesita de forma vital reencontrarse con lo único que para el es conocido: el cuerpo de su madre.

Las exploraciones de rutina que se realizan inmediatamente después del nacimiento interrumpen el vinculo ya existente entre madre y su hij@, teniendo importantes consecuencias para su vida futura, las relaciones entre ambos y por ende, para el resto de las relaciones entre el bebé y el mundo.

Posibles consecuencias de la separación:

Para la madre, si es separada del bebé:
Depresión post parto.
Dificultades para dar de mamar.
Dificultad para re-establecer vínculo afectivo con su hijo.

Para el bebé:
En la mente del bebé que ha sido separado de su madre quedan registradas para siempre sensaciones de miedo, soledad, abandono, desamparo, resignación, agresividad, etc.

Como re-crear y/o reparar el vinculo cuando ha sido roto:
  • Amamántale.
  • Ofrécele contención: Llévale encima tantas horas como puedas.
  • Practica el colecho ( duerme con el/ella).
  • Dedícale tu mirada cada vez que puedas.
  • Tu voz es un bálsamo para el/ella. Regálasela siempre que te sea posible.
De nosotros depende en gran parte la forma de percibir la vida en el futuro.

Si recibimos y tratamos a los bebés con respeto y ternura, crearemos una sociedad de personas tiernas y respetuosas con ellos mismos, el resto de la sociedad y el entorno.